Feeds:
Entradas
Comentarios

Sé que me sacaste del agujero y me llamaste luz, con estas mismas manos con las que hoy me devuelves. Sé que te echaré de menos con los huesos y el silencio. Que le hablaré a un fantasma de tu carne, hendida en las sombras. Que recorreré con estos dedos desgastados la silueta de tus huellas. Que no encontraré respuesta a mi pasado y que nadie sabrá, como hacías tú, calmar este pinchazo y llevarme al mar en un espejo.

No será tan distinto amarte y olvidarte.

José Cadalso

Bienvenida seas, noche, madre de delitos, destructora de la hermosura, imagen del caos de que salimos.

10735-noche_estrellada_van_gogh

[…]

Me callaré, me apartaré si puedo
con mi constante pena, instante, plena,
a donde ni has de oírme ni he de verte.

Me voy, me voy, me voy, pero me quedo,
pero me voy, desierto y sin arena:
adiós, amor, adiós, hasta la muerte.

Jarhat Pacheco

Te extraño como se extraña

lo que casi te perteneció

Ángel González

No fue un sueño,

Lo vi:

 

La nieve ardía.

Otto Dix y la guerra.

“La guerra fue algo horrible, pero había algo extraordinario también en ella. No quise perdérmela bajo ningún concepto. Tienes que haber visto a los hombres dando rienda suelta a sus instintos para entender qué es la naturaleza humana”.

Otto Dix

stormtroops_advancing_under_gas_etching_and_aquatint_by_otto_dix_1924

Pedro Salinas

[…]

Pero tu intención de ir te llevó donde querías,

lejos de aquí, donde estás diciéndome:

“aquí estoy contigo, mira”. Y me señalas la ausencia.