Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 febrero 2015

.

El amor es una jaula que nos hace libres

Read Full Post »

[…]Me gustaría preguntarle si por eso es pintora

¿por qué desea adherir en sosos lienzos un paisaje en continuo movimiento,

teñido de luz bella, refrescado por las sombras?

Quiero decir, ¿es esta pintura un acto de introspección

absurdo, pues ella no es un ser concreto sino un arroyo imposible

desde el que el pincel que sostiene flaquea a cada impulso?

Obsérvala coger flores y verás que ama las que menos permanecen,

lila, amapola, jara blanca, desgraciado espino,

flores que dejan caer sus pétalos cuando las coges[…]

Qué es una chica me pregunto. ¿Es una montaña

de pie, frente al tiempo, dura, categórica, perdurable?

¿O es quizá una sustancia elusiva

como las plumas, las telarañas o las alas de mariposa,

algo destinado a conquistar en la retirada, a ganar por la renuncia,

a tentar con el cambio

que cualquier agarre brusco -y gustan de los agarres bruscos-

signifique la aniquilación?

Read Full Post »

“La infancia y la vejez se parecen. En ambos casos, por motivos diferentes, somos más bien inermes, todavía no participamos -o ya no participamos- en la vida activa y eso nos permite vivir con una sensibilidad sin esquemas, abierta. Es durante la adolescencia cuando empieza a formarse alrededor de nuestro cuerpo una coraza invisible. Se forma durante la adolescencia y sigue aumentando a lo largo de toda la edad adulta. El proceso de su crecimiento se parece un poco al de las perlas: cuanto más grande y profunda es la herida, más fuerte es la coraza que se le desarrolla alrededor. Pero después, con el paso del tiempo, como un vestido que se ha llevado demasiado, en los sitios de mayor roce empieza a desgastarse, deja ver la trama, repentinamente por un movimiento brusco se desgarra. Al principio no te das cuenta de nada, estás convencida de que la coraza todavía te envuelve por completo, hasta que un día, de pronto, ante una cuestión estúpida y sin saber por qué vuelves a encontrarte llorando como un niño.”

Read Full Post »

“El arte significaba, para quien lo vive, una vida enaltecida; sus dichas son más hondas y desgastan más rápidamente; y el artista, aunque viva exteriormente en un retiro claustral, se siente al fin y al cabo poseído de un cansancio, y una curiosidad de los nervios, más intensos de los que puede engendrar una vida llena de pasiones y goces violentos”

——————-

“Sólo la belleza es al mismo tiempo divina y perceptible. Por eso es el camino de lo sensible, el camino que lleva al artista hacia el espíritu… nosotros, los poetas, no podemos andar el camino de la belleza sin que Eros nos acompañe y nos sirva de guía; y que si podemos ser héroes y disciplinados guerreros a nuestro modo, nos parecemos, sin embargo, a las mujeres, pues nuestro ensalzamiento es la pasión, y nuestras ansias han de ser de amor. Tal es nuestra gloria y tal es nuestra vergüenza…  Nuestros esfuerzos se dirigen tan sólo a la belleza; es decir, a la sencillez, a la grandeza y a la nueva disciplina, a la nueva inocencia y a la forma; pero inocencia y forma, conducen a la embriaguez y al deseo, dirigen quizás al espíritu noble hacia el abismo. Y nosotros, los poetas, caemos al abismo porque no podemos emprender el vuelo hacia arriba rectamente, sólo podemos extraviarnos”.

———————

“Su genio, apartado por igual de lo vulgar y de lo excéntrico, era de la índole más apropiada para conquistar, al mismo tiempo, la admiración del gran público y el interés animador de las minorías selectas… Por eso, como la carga de su talento tenía que ir sobre unos hombros débiles, y como quería llegar lejos, necesitaba una extremada disciplina”.

———————

“Para que cualquier creación espiritual produzca rápidamente una impresión extraña y profunda, es preciso que exista secreto parentesco y hasta identidad entre el carácter personal del autor y el carácter general de su generación”.

Read Full Post »

Umbral…

– ¿Qué le sucede al escribir?

– Siempre siento que estoy haciendo algo indebido. Como si nada me perteneciera del todo. Ni lo más íntimo, ni las cosas que apunto con desgana. Siento, cuando escribo, la extrañeza que siente el que observa de lejos, expectante, aquel que teme corregir algo que no es propio.

Read Full Post »