Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 octubre 2015

*Cuadro de Jean-Étienne LiotardJean-Étienne_Liotard_(Swiss_-_Maria_Frederike_van_Reede-Athlone_at_Seven_-_Google_Art_Project

Read Full Post »

Dos jornadas de viaje alejan al hombre –y con mucha más razón al joven cuyas débiles raíces no han profundizado aún en la existencia– de su universo cotidiano, de todo lo que consideraba sus deberes, intereses, preocupaciones y esperanzas; le alejan infinitamente más de lo que pudo imaginar en el coche que le conducía a la estación […] El espacio que, girando y huyendo, se interpone entre él y su punto de procedencia, desarrolla fuerzas que se cree reservadas al tiempo. Hora tras hora, el espacio crea transformaciones interiores muy semejantes a las que provoca el tiempo, pero que, de alguna manera, superan a éstas. Al igual que el tiempo, el espacio trae consigo el olvido; aunque lo hace desprendiendo a la persona humana de sus contingencias para transportarla a un estado de libertad originaria. El tiempo, según dicen, es Lete, el olvido; pero también el aire de la distancia es un bebedizo semejante, y si bien su efecto es menos radical, cierto es que es mucho más rápido”

La montaña mágica

Read Full Post »

“Imagino cosas
que no existen en este mundo,
pero que existen para este mundo.
No comprendo:
¿Por qué lo que existe para este mundo
no existe en este mundo?”

Alejandro Lanús
Umbrales

Read Full Post »

nunca cambies

Read Full Post »

By the time the last petal fell, then the spell would be broken…hi

Read Full Post »

Eterno Machado

[…] “Aguda espina dorada,
quién te pudiera sentir
en el corazón clavada”.

Read Full Post »

Hazme polvo y sopla

Semana 100 sin ti. No cuento el tiempo desde que se paró, es el tiempo quien me cuenta. Sabe siempre dónde estoy, me reconoce siempre, como un rostro repetido, dócil a veces.

Ayer paseaba por la calle de siempre, pero no pienses que fui a buscarte. Sé, además, que no te encontraría allí. En esa calle habitan los fantasmas. Te escribo a ti, silencio, bastedad de la nada. Fue el azar quien me quiso allí y como un hilo invisible me atrajo a su esquina. Esquina de silencio, esquina de siempre. La gravedad de tu cuerpo es una gravedad pasada. Voy a destruir cada letra, me digo: “cada vez que cruzo la esquina del hotel ABBA me acechan los mismos miedos”. Ahora, seis años después, el hotel ABBA tiene otro nombre. Ayer fui y ya era otro, y de su fachada colgaba un cartel extraño. Afortunada metáfora de nosotros, pensé.

Quiero decir que te llevaste la vida pero las calles permanecían; ahora ni siquiera tengo ese consuelo. He llorado largamente en silencio, y las lágrimas que no han brotado han germinado en mi interior, y ha nacido un gran árbol de tristeza. ¿Acaso ya no tenemos ni siquiera, nombre? Nos hemos convertido en polvo. Pero el polvo siempre vuelve a la tierra y su ciclo es infinito. Imperio azul de polvo, derruido edificio: tus ruinas son las más bellas. ¿Quién no se ha conmovido alguna vez observando las ruinas de un edificio antiguo? Ruinas de polvo. Hazme polvo y sopla.

Read Full Post »

Older Posts »